La gripe

Durante el otoño o el invierno es frecuente que se puedan presentar procesos catarrales causados por algún virus; no es de extrañar que uno de estos resfriados puede estar provocado por el “virus de la gripe”.

La gripe es una enfermedad infecciosa causada por los virus de gripe estacional, especialmente por las cepas A y B.

 

En el niño puede debutar con

  • fiebre, incluso alta
  • escalofríos
  • malestar general
  • tos
  • dolor de cabeza y garganta
  • congestión nasal
  • afonía.

En otros casos la familia puede notar:

  • ‘pitos’ en el pecho
  • cuadro de dolor abdominal con vómitos y diarrea.

Estos síntomas suelen persistir durante una o dos semanas, aunque la fiebre haya cedido antes.

No se considera una enfermedad grave y  cuando hay complicaciones suelen ser más frecuentes en los niños más pequeños o en aquellos que ya padecen una enfermedad crónica, bien sea respiratoria o cardíaca, entre otras.

 

El contagio
La gripe se considera una enfermedad leve, aunque muy contagiosa.

  • La transmisión del virus se produce mayoritariamente de persona a persona a través del aire, al toser o estornudar, e incluso a través de objetos recientemente contaminados con secreciones de boca o nariz, motivo por el cual es de fácil contagio en las personas que conviven estrechamente o en los pequeños que están escolarizados.
  • El contagio del virus de la gripe se produce especialmente en las 24 horas previas al inicio de los síntomas y durante la mayor parte del tiempo en que tiene los síntomas.
  • El período en que se incuba la enfermedad es, generalmente, de uno a tres días.

En los climas templados las epidemias ocurren más en invierno. El hecho de que estén presentes 2 ó 3 tipos de virus de gripe en una comunidad puede asociarse a la prolongación de la estación de gripe a tres meses o más.

 

¿ Cuando consultar al pediatra ?

En muchos procesos gripales la familia utiliza su sentido común, y no acude a los servicios sanitarios, pero sí debería consultar al pediatra en caso de:

  • Tener fiebre alta o persistente.
  • Dificultad para respirar.
  • Cuando el niño está muy irritable o adormilado.
  • En el caso de que le aparezca una erupción en la piel.

 

El tratamiento

La gripe, como todas las infecciones víricas, no tiene tratamiento específico. Los antibióticos no están indicados, debiendo utilizarse solamente si se lo indica el pediatra al presentarse alguna complicación. Por lo tanto el tratamiento irá orientado a tratar los síntomas: el malestar, la fiebre ola tos. Es frecuente que puedan perder el apetito, por lo que compensaremos con una dieta blanda y ofreciendo líquidos. El ambiente ha de estar limpio -evitando huimos (tabaco, fritos,..)- y se puede mantener algo de humedad.

La medicación para bajar la fiebre – los antitérmicos – se pueden utilizar con lo que mejorará su estado, aliviando el malestar general. La Aspirina se desaconseja en los niños con gripe, por la posible relación del ácido acetilsalicílico con el síndrome de Reye, y que podría afectar al hígado.

 

La vacuna antigripal

Una de las características del virus de la gripe es que puede cambia (mutar) con frecuencia, lo cual provoca que el sistema inmunitario -las defensas-  no reconozcan al virus, aunque haya padecido una gripe el año anterior.

Por ello surge la necesidad de que cada temporada hay que fabricar una nueva vacuna antigripal, según las mutaciones o cambios que haya sufrido el virus.

En los adultos, especialmente en los mayores de 65 años, se puede vacunar cada año. Si hay pacientes más sensibles a las complicaciones, se recomienda vacunar a las personas de su entorno, para disminuir el riesgo de infección.

En la edad infantil las autoridades sanitarias recomiendan vacunar cada año de la gripe  a los niños con determinadas enfermedades que sean más susceptibles de sufrir las complicaciones de la gripe: asma, diabetes, algunas enfermedades renales, enfermedades del sistema inmunológico, etc.

En este momento están en discusión otras indicaciones, entre las que se incluiría a los niños que acuden a escuelas infantiles.

 

Dr. Antonio Redondo Romero
Pediatra – Alicante
Hospital Vithas Medimar Internacional

(Visited 88 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.