Alimentación y publicidad en la infancia

En la actualidad, la sociedad está expuesta a la publicidad en el día a día, y su fin es vender un producto determinado, sin importar en muchas ocasiones su calidad o el impacto sobre la salud; de hecho influye de forma determinante en los hábitos alimentarios creando pautas de consumo.

La realidad:

  • Los hijos empiezan a mirar la televisión con sus dibujos y series favoritas, a edades cada vez más tempranas.
  • Además de saberlo los padres y lo sabe también la industria alimentaria.
  • Por ello en el “horario infantil” la publicidad no sólo se limita a juguetes, parques, colonias infantiles, sino que incluye todo tipo de “productos alimentarios” especiales para niños.
  • Así descubren la existencia de golosinas de todas formas y colores, chocolates con juguetes incluidos, cacaos con mil y una vitaminas y regalos fantásticos, galletas vitaminadas con su dibujo favorito, lácteos que te hacen más fuertes que los demás, en fin, la lista sería interminable.

 

Lo que hay que saber:

  • Los padres deben saber con certeza, que todos esos productos no son más que alimentos con altísima cantidad de azúcares refinados y grasas poco o nada saludables, que no les hace ninguna falta a los hijos.
  • No sólo no los necesitan a nivel nutricional, sino que además entorpecen la tarea de introducción de alimentos.
  • Se sabe que cuando un niño pruebe cualquier alimento con 5 veces más azúcar que su fruta, es muy difícil que quiera volver a su alimentación habitual.

 

Se puede actuar:

  • Ante todo con firmeza al saber que no se le hace ningún favor comprándole un premio azucarado.
  • Cuanto más tarde lo conozcan mejor.
  • Es algo que debe tenerlo claro toda la familia, cuidadoras, abuelas, tías, hermanos mayores etc.

Claudia Guerrico

Nutricionista – PsicoActúa

Hospital Vithas Medimar Internacional.

 

(Visited 111 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.