El resfriado o catarro común

El catarro común es una infección de las vías respiratorias producida por virus. es el motivo más frecuente por la que los niños faltan a la escuela. Los padres se contagian con frecuencia de sus hijos.

Las causas

  • Son cientos los virus causantes del resfriado (sobre todo rhinovirus, coronavirus, echovirus y coxsackievirus).
  • No es extraño que los niños se acatarren con frecuencia.
  • Son más comunes en invierno o en época de lluvias.
  • En las edades más tempranas, suelen padecer unos 5-8 catarros cada año, y son muy frecuentes entre los asistentes a escuelas infantiles y colegios.

El contagio del virus:

  • Cuando una persona que está enferma, expulsa diminutas gotitas, al estornudar, toser o sonarse la nariz.
  • Si se toca la nariz, los ojos o la boca después de tener contacto con algo contaminado por el virus (juguete, vaso,…).
  • Mayor riesgo durante los primeros 2 a 3 días del resfriado, y deja de ser contagioso cuando han pasado 7-8 días.

 

Sus síntomas

  • Estornudos.
  • Dolor de garganta.
  • Tos.
  • Fiebre, en muchas ocasiones.

Algunos veces pueden tener

  •           voz ronca
  •          dolor de cabeza
  •          conjuntivitis
  •          ligera diarrea
  •          poco apetito

 

El tratamiento

  • Reposo, si la fiebre lo requiere.
  • Medicación para bajar la fiebre, a la dosis recomendada por su pediatra.
  • Evitar el uso de Aspirina o similares.
  • Lavados nasales con suero fisiológico para fluidificar las secreciones.
  • Alimentación blanda, sin forzar y rica en líquidos.

 

¿Cuando hay que acudir al pediatra?

  • Si tiene fiebre alta ( 39º-40ºC ).
  • Si tiene gran dificultad al respirar, incluso después de haberle limpiado la nariz.
  • Cuando está muy irritable y no es capaz de tranquilizarle, o si está  dormido y no consigue despertarlo.
  • En los casos en que tenga un aspecto especialmente enfermo.
  • También debe solicitar consulta a su pediatra si su hijo tiene:
  •              Dolor de oídos
  •              Fuerte dolor de cabeza.
  •              Ojos con secreción amarillo-verdosa.
  •              Persistencia de fiebre durante más de dos días.
  •              Cuando se observa cierta dificultad para respirar.

 

No hay medicamentos que reduzcan la duración de un catarro.

Los antibióticos no están indicados, ya que están producidos por virus.

 

Hay que recordar que

  • El catarro o resfriado común es una enfermedad banal, muy frecuente durante los primeros años de la vida.
  • No hay medicación, vacunas o defensas para prevenirlo.
  • No hay tratamiento específico para acortar la evolución y evitar sus complicaciones.
  • Los catarros frecuentes en un niño no suponen que pueda tener algo grave, que no se curen o no se traten bien, o que le vaya a quedar ” algo ” en el pecho.

Dr. Antonio Redondo Romero
Pediatra – Alicante
Hospital Vithas Medimar Internacional

(Visited 103 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.