La limpieza de los oídos

Los oídos no precisan limpiarse, las orejas sí, sólo si se precisa…

El cerumen

  • es una sustancia que protege a los propios oídos
  • ha sido fabricado por el propio organismo
  • se puede ver en el conducto auditivo externo de los oídos.
  • si alguna vez hay que extraerlo lo debe hacer un especialista, nunca la familia.

Las orejas y los pabellones auditivos se pueden limpiar, si se precisa, con una toalla húmeda.

En el conducto auditivo externo no hay que meter bastoncillos, ni otros objetos.

 

 

 

 

(Visited 8 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.