Fumadores pasivos

Los niños que viven con personas fumadoras están expuestas al humo del tabaco.

El humo proviene de la corriente de humo procedente de la combustión del cigarrillo y del que elimina el propio fumador y es el que se encuentra en mayor proporción en la habitación.

 

Le interesa saber… 

El niño que permanece durante una hora en una habitación donde hay varios fumadores, o que está dentro de un coche con un fumador, inhala una cantidad de productos nocivos equivalentes a 10 cigarrillos que el propio niño se hubiera fumado.

  

Cómo proteger del humo del tabaco: 

  • Si fuma, deje de fumar, especialmente si está embarazada o dando de mamar.
  • Sino puede dejar de fumar intente cambiar de hábitos: fume fuera de casa.
  • No fume en casa y aplique ésta regla a todas visitas.
  • Nunca fume mientras esté con su hijo. Cuando termine de fumar, apague el cigarrillo, evitando de ésta manera que la corriente de humo contamine más el ambiente.
  • Nunca fume en el coche cuando se hijo sea pasajero, y no permita  que otros lo hagan.
  • No fume nunca en el dormitorio de su hijo.
  • No deje a su hijo con una cuidadora que fume. Si lo deja con familiares que fuman, pídale que no lo hagan cuando está él.
  • Niños y niñas aprenden sobre todo por imitación, así que, si no desea que su hijo o hija fume cuando sea mayor,  debe 
 

 

 

..

 

 

 

 

.

(Visited 283 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.