Motivos de exclusión escolar

Son muchas las ocasiones en que, cuando un niño está enfermo, la familia se plantea si debe abstenerse de ir o no al colegio o escuela infantil , ante el riesgo de poder transmitir a los otros alumnos su enfermedad.

Muchas de  las infecciones respiratorias y problemas digestivos leves se transmiten  antes del comienzo de los síntomas, lo cual hace imposible evitar su contagio.

 

Circunstancias en las que es mejor quedarse en casa

1.     Tiene fiebre, no se sabe el diagnóstico que tiene, ni sus consecuencias.

2.     Cuando un hijo ha pasado una mala noche (fiebre,  diarrea, vómitos, dificultad respiratoria…) no le viene mal descansar.

3.     Una enfermedad tiene su convalecencia hasta la plena recuperación.

4.     Por el riesgo de contagiar a los compañeros de clase.

5.     Cuando la propia enfermedad le impide seguir las actividades del centro (tos compulsiva, diarrea incontenible, vómitos incoercibles…) o pueda interferir la actividad de los compañeros.

 

Se recomienda la exclusión escolar temporal en algunas ocasiones:

 

Enfermedades infecciosas:

  • Escarlatina: hasta cumplir 24 horas de tratamiento antibiótico antibiótico.
  • Faringitis estreptocócica: hasta cumplir 24 horas de tratamiento antibiótico  y que esté 24 horas sin fiebre.
  • Tos ferina: 5 días después de terminar  tratamiento antibiótico.
  • Impétigo: 48 horas después de iniciar el tratamiento.
  • Conjuntivitis bacteriana: hasta 24 horas después de iniciar el tratamiento.
  • Tuberculosis: hasta que el pediatra confirme que ya no es contagioso.
  • Gastroenteritis bacteriana: ante la mayoría de gastroenteritis, hasta 48 horas de no tener  síntomas.
  • Enfermedad por meningococo o Haemophilus influenza tipo b: hasta terminar tratamiento. 

 

Enfermedades víricas:

  • Diarrea por Rotavirus: hasta que no presente síntomas.
  • Varicela: cuando  todas las lesiones están secas.
  • Parotiditis: hasta 9 días desde el inicio.
  • Rubeola: después de 5 días desde el inicio del exantema o erupción.
  • Sarampión: después de 5 días desde el inicio del exantema.
  • Mononucleosis: hasta la mejoría clínica.
  • Hepatitis A: hasta 7 días sin síntomas y sin  ictericia.
  • Hepatitis B: No asistir en fase aguda. No a portadores crónicos que muerden o no controlan secreciones.
  • Bronquiolitis por VRS: hasta 2 semanas después de iniciar el cuadro agudo.
  • Gingivoestomatitis herpética: hasta su curación.
  • Herpes simple:  hasta la fase de costra.

 

Enfermedades parasitarias y hongos

  • Pediculosis: hasta la mañana siguiente después de la primera dosis de tratamiento.
  • Sarna: hasta después de acabar el tratamiento.
  • Parasitosis intestinal: hasta completar el tratamiento y la normalización de las deposiciones.
  • Micosis cutáneas: hasta que el pediatra considere que no son contagiosas.                   .

NO OLVIDE QUE SIEMPRE DEBE SEGUIR LAS INDICACIONES DE SU PEDIATRA.

 

Dr. Antonio Redondo Romero
Pediatra – Alicante
Hospital Vithas Medimar Internacional

(Visited 398 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.