Un nuevo año, un nuevo proyecto

Cuando comienza cada año muchas personas reflexionan sobre lo que han hecho a lo largo del año anterior; en un platillo de una balanza colocan los aspectos positivos, y con ellos los objetivos que se marcaron hace un año y han cumplido; y en el otro platillo los menos positivos junto a lo prometido que no pudieron llevar a cabo.

Una reflexión sobre todo lo vivido, y un repaso a ‘lo pendiente’ puede servir como punto de partida para el proyecto para el nuevo año.

 

¿ Qué aspectos merecería la pena incluir en el nuevo proyecto de cara a una familia y a unos hijos ?

Cuando se recapacita y se anota en una libreta, la lista puede ser casi interminable. Por ello valdría la pena centrarse en objetivos a corto y medio plazo, más fáciles de cumplir. De esa forma el día a día será quien pueda hacer el papel de conciencia, y valorar si se va siendo buenos o malos cumplidores.

Útil, muy útil, será tener los pies en la tierra para no marcarse metas muy teóricas, la mayoría de las veces inalcanzables. Poder servir de modelo a los hijos  mostrará  que para ellos el ejemplo tiene infinito más valor que tanto sermón; algo así como ‘si lo escucho lo oigo; si lo veo, lo aprendo’.

Todos los valores se van aprendiendo desde la cuna y se van consolidando a lo largo del crecimiento como persona. Para lograr una buena cimentación podría ser muy práctico mezclar afecto, disciplina, respeto y responsabilidad. Si en el proyecto se decide incluir limites y normas, es bueno ser consciente que son para cumplirlos; por ello, y en pró de la eficacia, mejor poner pocas normas pero que se cumplan, evitando convertirse en una ‘máquina’ de órdenes, que nadie sea capaz de obedecer. Y ¿porqué no, llegada determinada madurez, sentarse con ellos a negociar esos límites ?

Como todas las personas los hijos van a tener éxitos y fracasos. Se van a caer y se van a levantar. Al principio necesitarán una mano que les ayude hasta que, poco a poco, su creciente autonomía les demuestre que no precisan colaboración. Sabrán irse defendiendo solos a medida que la confianza y su responsabilidad sean evidentes. Reconocer sus méritos, sus logros y todos los aspectos positivos; la autoestima está  para algo y hay que mantenerla viva. Y si el resultado no es el esperado, estímularles a seguir luchando mientras se quita importancia a ese resbalón. Con todo ello veremos crecer una persona cada vez más segura y responsable.

 

Logrado un objetivo, subido un escalón; luego otro y otro… y la escalera es larga.

La familia sigue siendo el núcleo que más influencia va a ejercer sobre sus hijos. En especial a esas edades tempranas en las que aún determinados medios de comunicación o su grupo de amigos no han empezado a ejercer todo su poder. Cuanto más descuidada deje su parcela la familia, más espacio van a tener todos los demás para ocupar la “cuota de influencia”. Y eso es importante tenerlo presente aunque haya que sacrificar algo de ocio o de descanso. A edades intermedias familia y escuela, en ese orden, van a ir de la mano acompañando a los jóvenes en su crecimiento.

 

¿ Cómo puede ayudar la familia? ¿Qué puede hacer ?

No es difícil; sólo hay que querer.

De nuevo será el día a día quien va a marcar el éxito: ‘la comunicación’ con mayúsculas. Y podrá utilizar para ello cualquier situación cotidiana; desde un desayuno compartido hasta la cena familiar, recordando que la TV no forma parte de la familia; cuando le acompañamos a practicar su deporte favorito o pasamos juntos las vacaciones, al sentarnos a leerles un cuento para que luego ellos se aficionen a la lectura o al enseñarles a disfrutar de las actividades al aire libre.

Jugar con ellos, no lo tengamos como una obligación, sino disfrutemos con ellos. Ellos deben saber que les queremos y, no pasa nada si se nos nota, que nos hacen felices.

La familia es una de las instituciones más antiguas, y sigue estando de moda, debemos aprovecharnos de ella en el bien de todos: padres e hijos.

 

Dr. Antonio Redondo Romero
Pediatra – Alicante
Hospital Vithas Medimar Internacional

(Visited 31 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.