Planificar el menú familiar

Lograr una alimentación equilibrada pasa por planificar el menú familiar, logrando así evitar las improvisaciones que siempre son “peligrosas”, por el riesgo de  incluir opciones de comidas rápidas poco saludables.

¿Cómo planificar un menú?

 Las comidas deben llevar un ingrediente principal, con frecuencia semanal

  • dos días de legumbres
  • un día de arroz
  • un día de pasta
  • un par de días de pescado
  • alternar carne roja con blanca
  • huevos
  • lácteos

Estos ingredientes deben ser complementados con 

  • algo de carne blanca, roja o pescado
  • verduras

Por ejemplo: olleta, lentejas con verdura, espaguetis con boloñesa, paella, y otros platos tradicionales son considerados nutricionalmente adecuados y completos.

 

Cuando hay que preparar cenas, deben contener:

  • verduras hervidas, a la plancha o crudas
  • algún tipo de proteínas, huevos, pescado, pollo, pavo, queso fresco, etc.

 

También es muy útil hacer un plan de desayunos, almuerzos y meriendas saludables.

Opciones sanas, fruta de estación, frutos secos, bizcochos caseros con leche, yogur con cereales sencillos, sándwich o bocadillos saludables.

 

Importante

  1. Todo esto servirá para que los niños se acostumbren a comer lo que toca y lo harán en ambiente más relajado.
  2. Se puede negociar o pactar con la familia el capricho que comprar esa semana, se puede ofrecer un tipo de galletas o algún saladito o chuches. Negociar una sola opción.
  3. Una vez decidido el menú, se establecerá una lista de la compra y respetarla en el mercado, super o tienda. 

 

 

Claudia Guerrico

  • Nutricionista
  • PsicoActúa
  • Hospital Vithas Medimar Internacional. Alicante
(Visited 27 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.