Lucha contra el polen

La alergia al polen, conocida también como “fiebre del heno”, es una reacción del organismo humano cuando entra en contacto con el polen de una determinada planta, y provoca una serie de síntomas.

Hay que saber que cada planta tiene una época de polinización, y que no siempre ocurre en primavera. Durante su polinización, las plantas alergénicas lanzan al aire de millones de minúsculos granos de polen.

Todo ello depende de:

  • la época de: floración de la planta
  • la zona geográfica donde reside
  • la frecuencia de lluvias en los meses.

 

Medidas de control ambiental que pueden ayudar

  • Cerrar las ventanas a primera hora de la mañana y al atardecer, al ser el período de mayor polinización.
  • Ventilar el domicilio preferentemente al mediodía, lejos de los periodos de elevado índice de polen. Luego cerrar las ventanas para evitar que entre el polen.
  • Si es necesario, se puede usar el aire acondicionado que limpia, enfría y seca el aire. También se pueden utilizar filtros anti-polen tanto en humidificadores como en aire acondicionado.
  • Evitar salir de casa al amanecer o atardecer por ser las horas con mayor concentración de polen.
  • Cuando el mapa de intensidad de los pólenes sea alto, hay que procurar permanecer en espacios cerrados.
  • Los días secos, soleados y con viento son los que tienen más polen en la atmósfera. Estos días se deberían evitar excursiones al campo o parques, en los periodos señalados de polinización.
  • Los ojos se pueden proteger del polen usando gafas de sol cuando se salga a la calle.
  • En la limpieza, hay que evitar barrer y se puede utilizar el aspirador;  el polvo se limpiará con una bayeta húmeda.
  • Evitar secar la ropa al aire libre, ya que el polen puede acumularse en ella.
  • Es conveniente seguir las instrucciones y el tratamiento indicados por su médico (dosis, frecuencia,…).
  • Abstenerse de realizar actividades que puedan remover partículas de polen (cortar el césped, barrer la terraza,…).
  • No dormir cerca de árboles o plantas.
  • Al viajar en coche se recomienda mantener las ventanas cerradas. Muchos coches tienen filtro anti-polen.
  • En las épocas de máxima polinización, se desaconseja viajar en moto o bicicleta.
  • Cuando llega el momento de  planear vacaciones, es conveniente buscar una zona con menos polen, como la playa o el mar. Ir de vacaciones a destinos y en estaciones del año donde haya baja concentración de polen.

Pediatra Dr. Antonio Redondo Romero

Dr. Antonio Redondo Romero
Pediatra – Alicante
Hospital Vithas Medimar Internacional

(Visited 52 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.