Las luchas de poder

Cuando los padres nos posicionamos en una actitud exigente, retadora, autoritaria, estamos consiguiendo en el hijo una reacción de rebeldía y desobediencia.

¿ Os sentís confusos por las luchas de poder?

¿Tienes miedo a perder la autoridad?

¿Estás cansado del trabajo?

¿Careces de otras estrategias?

  • En vez de dar órdenes, haz preguntas que inviten a la reflexión.
    • En vez de decir, ordena tu cuarto…
    • Tal vez podríamos decir, qué puedes hacer para que tu cuarto esté ordenado ?
  • Habla menos y actúa más.
    • De nada sirve repetirle mil veces “ponte el pijama ”,“ponte el pijama”…
    • Acércate al niño y muestra lo que tiene que hacer, en vez de repetir mil veces lo mismo.
  • Crea rutinas y luego recuerda qué es lo que habían acordado.
    • Ejemplo. Tu hijo se levanta de la mesa al terminar de comer y va directo a jugar, entonces le podemos recordar ¿qué es lo que tenemos que hacer después de cenar?
  • Dale opciones limitadas, esto les dará la sensación de que no tienen que obedecer todo a rajatabla y que tienen la opción de elegir.
    • Ejemplo: te pones el pijama en la salita o en tu cuarto, quieres el papá o yo te ayudemos a ponerte.
  • Usa el humor.
    • A veces es la mejor solución en momentos de crisis y sirve además para detener la lucha de poder.
  • Involucra a los niños en la solución de problemas.
    • Esto hace que los chicos:
      • tengan un sentido de pertenencia
      • estén motivados a asumir sus responsabilidades
      • estén menos propensos a desobedecer.
    • Cuando un problema sea cotidiano y el niño/a pueda tener madurez para buscar soluciones pídele ayuda para resolver el problema cotidiano-
      • Ejemplo: “Laura todos los días nos enfadamos porque no quieres ponerte calcetines, ayúdame a buscar alternativas y soluciones a este problema, ¿Qué se te ocurre que podemos hacer para poder solucionarlo?
  • Expresa lo que sientes.
    • “Estoy súpercansada, ayúdame a recoger la mesa para poder descansar un poco por favor”.
  • Se firme y amable al mismo tiempo.
    • Que tu expresión y tono de voz indiquen el respeto por el niño/a.
    • Un niño que se trata de forma respetuosa es más colaborador.
  • En vez de buscar culpables enfócate en las soluciones.

 

Mi hijo no escucha;    Ojo…. ¿no obedecer es igual a no escuchar ?

 

Sugerencias

  • Plantearse ¿porqué los hijos no obedecen?
  • Papá o mamá intentan imponer reglas o órdenes las cuales generan luchas de poder.
  • Deja de ordenar e imponer y…prueba a motivarles…

 

Andrea Vizcaíno Cuenca, Psicóloga

Unidad de Psicología y Medicina de la Salud Vithas Medimar

Alicante

(Visited 17 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.