Peligros en menores de 3 meses

La mayoría de los accidentes son evitables, y esto no excluye a los recién nacidos. Padres y madres muy atentos.

Para la Real Academia Española de la Lengua, un accidente es un suceso eventual o una acción de la que involuntariamente resulta un daño para las personas o cosas; para los pediatras es la primera causa de mortalidad en los niños o niñas con edades comprendidas entre uno y catorce años.

Y para los padres es un motivo de gran preocupación, máxime cuando uno de cada tres accidentes mortales ocurre en el hogar.

 

¿Y qué ocurre con los recién nacidos? ¿Corren algún riesgo?

Cuando un hijo recién nacido llega al hogar familiar trae consigo la alegría y la felicidad. Las atenciones son constantes, la dedicación casi plena y los cuidados ilimitados.

Pero, siempre hay un pero, no debemos olvidar que cualquier hijo menor de tres meses está en una situación totalmente pasiva; tiene la tendencia de llevárselo todo a la boca;  puede reptar …y antes de los seis meses ya empieza a girar sobre si mismo.

 

Problemas más frecuentes.

Las caídas ocurren por dejarlo en algún lugar insuficientemente protegido, pensando que no se mueve sólo: la cama de los padres. la parte alta de la bañera…

Pueden sufrir  golpes si se nos cae algún objeto el recién nacido.

Las quemaduras pueden ocurrir si el agua de su bañera está muy caliente, por no haber tomado la precaución de poner primero el agua fría, y añadir luego la caliente. Lo mismo ocurre si, al tomar biberón, no se ha comprobado la temperatura de la leche que va a beber, o si se calienta sin control el biberón en el microondas.

El ahogamiento es más frecuente si se duermen boca abajo o si se usan almohadas. Atención si se le ponen cadenas o lazos alrededor del cuello (sean de adorno o para el chupete).

Una aspiración puede ser consecuencia de no tomar la debida precaución durante o después de la toma del alimento.

Los atragantamiento se evitarían si estuvieran a su alcance objetos pequeños como botones, pilas, juguetes muy pequeños de otros niños…

Es peligroso el uso de pulseras, imperdibles, anillos, ciertos pendientes.

Cuando un bebé viaja en coche debe utilizar un Sistema de Retención Infantil, y adaptándose a la normativa vigente en cada momento de la Dirección General de Tráfico (http://www.dgt.es/es/seguridad-vial/normativa-y-legislacion/reglamento-trafico/vehiculos/modificaciones/real-decreto-667-2015-de-17-de-julio.shtml)

 

¿Qué precauciones hay que tomar para evitar los accidentes antes de los tres meses de vida?

* Acostar a su hijo boca arriba para dormir. En esa posición también hay que  vigilarlo por si vomita algo, con el consiguiente riesgo de aspiración. No acostarlo boca abajo. Cuando esté despierto se podrá poner boca abajo para jugar, mientras esté vigilado.

* En el baño se debe poner siempre primero el agua fría, y añadir luego la caliente. Así podrá evitar que se queme, en el  caso de que se le resbale.

* No calentar los biberones en el microondas, y comprobar siempre la temperatura del biberón antes de dárselo.

* No usar cadenas de adorno, o para chupetes, alrededor del cuello.

* No utilice polvos de talco, por el riesgo de aspiración.

* No tiene porqué utilizar almohada antes de los dos años.

* Los niños se lo pueden llevar todo a la boca.No hay que dejar a su alcance objetos pequeños, cortantes o punzantes. Atención a los juguetes pequeños con los que jueguen sus hermanos.

* Es peligroso utilizar pulseras, anillos o imperdibles. Si utilizara pendientes procure que no sean de aro; así evitará que se enganchen y rasguen el pabellón de la oreja.

* No deje sólo al niño en lugares sin protección. Aunque  no lo crea que es posible, corre el riesgo de caerse esté donde esté, bien sea desde la parte alta de su bañera, de la cama de los padres e, incluso, de la mesa del exploración del pediatra. Atención a la posible caída de objetos sobre su hijo.

* Cuando viaje en coche no irá nunca en brazos, utilizando siempre los Sistemas de Retención Infantil adecuados.

* Evitar caídas llevando al niño en brazos; los suelos se mantendrán en buen estado para evitar que se pueda uno resbalar y, si se usan, las alfombras han de estar bien fijadas.

 

Dr. Antonio Redondo Romero
Pediatra – Alicante
Hospital Vithas Medimar Internacional

 

 

(Visited 113 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.