Antes de ir al colegio, cuando llega septiembre en un año de pandemia

En un año tan especial con la dichosa pandemia, donde se han enlazado el confinamiento y las vacaciones escolares, los hijos han vivido innumerables e inesperadas situaciones que les han flexibilizado las normas y les han trastocado muchos hábitos, en los que se incluyen los cambios en sus horarios. Ahora, que se aproxima la vuelta al colegio; hay que ir recuperándolos, poco a poco.

Para que la readaptación al colegio o a la escuela infantil sea correcta, hay que dar pronto el primer paso, aunque no será el único.

Hay que empezar …

Poner en marcha los cambios antes de que llegue el momento de su escolarización, y así se va a lograr recuperar o modificar sus actuales rutinas:

  • Horarios.
  • Comidas, picoteos y ritmos de vacaciones y confinamiento.
  • Límite en el uso de pantallas y horas ante el televisor.
  • Flexibilidad notable o ausencia de responsabilidades en casa, con motivación

¿Cómo hacerlo? 

  • De forma progresiva.
  • Con mucho cariño.
  • Con firmeza a la hora de poner algo en marcha y mantenerla, aunque a veces cueste un poco.
  • Reconocer sobre todo los aspectos positivos, los logros conseguidos, dando un poco de margen si no se han conseguido todavía.
  • La paciencia va a ser una gran aliada.

Los horarios

  • Por la noche, procurar que vaya a la cama cada día un poco antes.
  • Por la mañana hay que despertarlos cada día unos minutos más temprano.

Las comidas

  • Las comidas recuperan sus horarios y costumbres habituales.
  • Procurar compartir comidas en familia, cuando sea posible.
  • Las cinco comidas al día, y manteniendo un ritmo determinado.

Las pantallas

  • Es conveniente reorganizar el tiempo que pasa ante las pantallas.
  • Procurar respetar en casa los espacios sin pantalla.
    • El ejemplo va a ser la mejor forma de consolidar una norma.
    • En especial, a las horas de las comidas y a las horas de descanso.
    • Los teléfonos móviles dormirán fuera de los dormitorios.

La colaboración en el hogar

  • Poner en marcha la colaboración de los hijos en las cosas de casa.
  • Han de ir asumiendo determinadas responsabilidades.
  • Según las edades, puede ser conveniente, negociar nuevos objetivos.

Dr. Antonio Redondo Romero
Pediatra – Alicante
Hospital Vithas Medimar Internacional

(Visited 147 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.